Panorama de la web 2.0 para la formación y la educación


Diciembre 07

Autora : Isabelle Dremeau (texto original en PDF).
Traductor: José Luis Gamboa.  
 
Índice:
  1. Palabras previas
  2. Lo colaborativo al servicio del saber
  3. Redes sociales educativas
  4. Vídeos para aprender
  5. La educación en la carrera de los grandes
  6. Compartir tutoriales
  7. Comunidades lingüísticas
  8. Flash Cards
  9. Mind Maps y más
  10. Tutores y cursos en línea
  11. Apuntes en la web
  12. Universidad 2.0
  13. Second Life & Educación
  14. Serious Games
  15. Mobile Learning 2.0
  16. Servicios y herramientas 2.0
  17. Hacia una educación 2.0



Palabras previas


En el mes de diciembre, cuando se publicó, este documento tuvo bastante repercusión en la blogosfera francesa. Sin embargo, nada vi sobre él en las bitácoras hispanas que habitualmente leo. Por eso, he aprovechado estos últimos días de vacaciones para traducirlo:

Lo colaborativo al servicio del saber


La Wikipedia ha marcado los comienzos de la web 2.0. Lo colaborativo al servicio del saber: ¡he aquí un concepto nuevo!
 
Con la Wikipedia, el mundo del conocimiento ha entrado por la puerta grande en la  web 2.0. Ahora los internautas-actores de su aprendizaje y los pedagogos-autores de los cursos forman una comunidad educativa lista a organizarse para asaltar la red.
 
El uso por la educación de la web 2.0 pasa por el acceso a las herramientas que le son indisociables como, por ejemplo, blogs, wikis, RSSagregadores e incluso páginas de inicio personalizables. Todos estos útiles  se integran poco a poco en los colegios, los centros de formación y las empresas. 
 
Profesores y formadores experimentan nuevos modelos pedagógicos en sus prácticas; constituyen un espacio de comunicación en el que se comparten los contenidos, adaptados a las nuevas necesidades, los cuales se ponen en manos de los discentes. Es este nuevo entorno el que  asegurará al alumno flexibilidad y una cierta autonomía en el aprendizaje.

Nada es extraño al discente-internauta pues ve -por poco que esté iniciado- que los útiles que se le propone con fines pedagógicos son los mismos que forman su identidad digital: social bookmarking, intercambio y almacenamiento de imágenes o documentos, agenda en línea.
 
Utilizar la web 2.0 en la formación es descubrir nuevas orientaciones que hagan más amenos los conocimientos y los incluyan en nuestro día a día. Viendo todo lo que se está haciendo en la web en el terreno de la formación y de la educación, nos damos cuenta del papel significativo que juega la esfera docente: se organiza de  forma cada vez más clara, se aprovecha de todos los servicios de la web 2.0 e  impone nuevas tendencias.

Redes sociales educativas


Como los internautas agrupan en  sitios de social bookmarking (mister wong, del.icio.us) enlaces con los que crean listas, así se instaura también en el sector de la educación espacios colaborativos basados en un sistema de compartición de recursos específicos. Los usuarios provenientes de la docencia reúnen enlaces y artículos que consideran interesantes y utilizables por la comunidad. En ocasiones, como en Edtags, puede votarse los vínculos propuestos. La vigilancia cotidiana y los descubrimientos en la web permite a la comunidad compartir y opinar. Sitios destacados: Edublogs, QoolsqoolBeebac.com, La web pédagogique.

Vídeos para aprender


Si hay un terreno en el que se agrupan recursos compartidos, son las plataformas para intercambiar videos en línea (Youtube, Dailymotion). Pero éstas no pueden satisfacer por completo a quienes buscan con un fin educativo. Es así  que los sitios dedicados a vídeos de cursos, a los screencasts o a las grabaciones de  charlas de expertos están teniendo un gran éxito (eHow, Sutree, TeacherTube, VideoJug, Sclipo, Expert Village, Helpfulvideo, Netprof.fr). La posibilidad de incrustar vídeos en los blogs y de incluir comentarios hacen más atractiva la oferta.

La educación en la carrera de los grandes


Los más grandes como Google y Yahoo no se han equivocado y están presentes en la escena de la formación y de la educación.

Google for educators ofrece a los profesores un espacio en el que se ha agrupado todas las aplicaciones y servicios de Google utilizables con fines pedagógicos.
 
Yahoo teachers se centra, al contrario, más en colgar e intercambiar prácticas educativas.
 

Compartir tutoriales


Aunque el vídeo es de lejos el medio más presente en Internet, no podemos olvidar los espacios que comparten tutoriales muy sencillos (en imágenes o textos) que muestran cómo es posible fidelizar a los internautas: Instructables, Tutorom, Intute, Tutmarks.

Los temas que se pueden  descargar son muy variados y van desde cursos de  filosofía hasta de jardinería. Lo que da cuenta del enorme potencial que hay en cada internauta. El creador va siendo guiado para que aclare paso a paso cómo ha hecho para realizar lo que expone a la comunidad. Se comparte los conocimientos con los demás, quienes pueden hacer comentarios y servirse de enlaces para integrar esas fuentes en sus sitios.

Comunidades lingüísticas


En la esfera educativa,  la red social (social networking) se organiza en subcomunidades focalizadas alrededor de un tema central. 
 
Tomemos las lenguas como ejemplo. Los sitios para aprender idiomas (Mango languages, Polyglot, Speakmania, Italki.com, My language exchange.com, Huitalk, Place4langs, Friendsabroad.com, SharedTalk) se basan en la comunicación y el intercambio entre los internautas de todas las nacionalidades para practicarlos. En la inscripción, se dice de qué país se es originario, qué lengua se habla y en cuál se desea tener los contactos. Uno se encuentra entre internautas que tienen una misma necesidad, un mismo interés: servirse de las redes en línea para aumentar sus conocimientos lingüísiticos, pero también para ir de forma directa al encuentro de las características culturales de cada lengua estudiada.

Flash Cards

 
Otro ejemplo de subcomunidad se encuentra entre las técnicas de aprendizaje. Son los sitios 2.0 basados en la mnemotecnia de las "Flash cards" (Quigli, FlashcardExchange, Quizlet, Mindpicnic, Beaversity), poco seguidos en Francia en comparación con otros países europeos o ultra atlánticos.

Una herramienta en línea que permite crear estas "tarjetas de aprendizaje" virtuales está disponible en el sitio y el resultado del tabajo puede ser propuesto a todos. Podemos servirnos de tarjetas ya editadas, trabajar de manera autónoma con la herramienta o pedir ayuda a los otros miembros de la red. Lo que hace que el aprendizaje sea más rápido y atactivo.

Mind Maps y más


No podemos dejar de citar el Mind Mapping, pues hay una oferta rica y diversa en la web 2.0. Estos sitios (Bubbl.us, Mind 42.com, Mindomo, WiseMapping, MindMeister) permiten trabajar, solos o en colaboración, en un mismo proyecto. Muchos son gratuitos y, a veces, es posible probar su ergonomía antes de inscribirnos, a fin de salvaguardar nuestro trabajo o compartirlo.

Para proyectos más complejos, podremos usar otros modelos de reflexión y de visualización de ideas en espacios como Thinkature o ExploraTree.

Tutores y cursos en línea


Algunos docentes usan las tecnologías de la enseñanza a distancia para ofrecer, con o sin retribución, sus servicios a los alumnos que solicitan un apoyo en el aprendizaje. Se encuentran en torno a unos portales comunitarios (WiZiQ, Classip.com, Superlearn, Intellego, PodClass, Wengo, Enseignons.be) que proponen una relación tutores-alumnos gracias en general a una plataforma de teleformación con servicios como blogs, videoconferencias, pizarra digital.

Los alumnos crean su red de aprendizaje a través de clases virtuales en las que tienen la oportunidad de establecer contactos con discípulos de su mismo nivel.

Colaborando con estos servicios, los tutores o profesores obtienen -por su parte- una cierta visibilidad y la ocasión de proponer su saber hacer pedagógico en el seno de una comunidad de intercambio de conocimientos.
 

Apuntes en la web


No hay ninguna duda de que si Internet ha entrado en las Universidades, ha sido en buena medida gracias a los etudiantes. Por ellos también la web 2.0 está presente en sus pupitres y en sus anfiteatros. Para los discentes, las redes sociales como Facebook no tienen secretos y en ellas encuentran servicios colaborativos adaptados a sus estudios.

Hay sitios para quienes están dispuestos a intercambiar sus apuntes (NoteMesh, mynoteIT, stu.dicio.us, NoteCentric). La mayoría son anglosajones, aunque etoody se desmarca de la norma al proponer una versión francófona para compartir audios, vídeos o textos.

Toda una comunidad puede crearse en torno a estos espacios gracias a la provisión de herramientas complementarias como blogs o foros.

Universidad 2.0


Las Universidades americanas no han tardado en entrar en la web 2.0. Por la vía de los podcasts, elemento por excelencia de la nueva web, difunden por la Red en forma de archivos de audio o vídeo las clases que se dan en sus aulas. En el catálogo de iTunes, podemos ya encontrar un número importante de cursos ofrecidos por Universidades o instituciones americanas (MIT, Berkeley). Además, no dudan en colgar los vídeos de sus clases en YouTube.

La tendencia parece ser la de agrupar los vídeos universitarios en portales temáticos como SciVeeCanal-U, AthenaWeb o Jove.

En Francia, un grupo de Universidades del Sudeste, la UO-MLR -que sigue el camino iniciado por la Université Médicale Virtuelle Francophone, pionera en este campo- ha puesto en línea un sitio de difusión de recursos libres en formato de audio o vídeo.

Second Life & Educación


En la frontera entre lo real y la web 2.0 se encuentra el mundo virtual de Second Life. Las Universidades, atraídas por este entorno, han organizado encuentros pedagógicos en sus instalaciones tridimensionales. Las relaciones entre los internautas se establecen mediante avatares creados a su imagen o inventados. La comunidad educativa se ha establecido en esa noman´s land para experimentar nuevos acercamientos pedagógicos.

Un primer coloquio virtual e internacional, el Second Life Best Practices in Education, se celebró en mayo del 2007 para presentar los diferentes proyectos educativos que se están llevando a cabo allí.

Serious Games


Se entiende por tales aquellos programas que, basados en los videojuegos, entretienen y ayudan al usuario a adquirir o familiarizarse con ciertas competencias. Pueden servirnos también para sensibilizar sobre problemas humanitarios y conflictivos (Darfur is dying, Play against all odds). Las empresas los utilizan para formar a sus directivos, como ocurre con IBM (INNOV8).

La Universidad francesa se ha apuntado a esta tendencia con el desarrollo de Climatus, un simulador del universo en tiempo real, propuesto como elemento de aprendizaje a los estudiantes de Lyon.

Mobile Learning 2.0


Por Mobile Learning o m-learning se entiende la utilización de todas las tecnologías móviles (teléfonos, agendas electrónicas, PDAs) con el fin de enseñar.

Con nuestros celulares podemos bajarnos podcasts, conectarnos a Internet, participar activamente en la web 2.0 posteando artículos o enviando fotos a nuestro moblog, pero también necesitamos convertir ciertos ficheros. Servicios como Mogopop, iWriter, Yiibu, iPod-notes packager, iPod eBook Creator o iQuiz Maker hacen que nuestros documentos sean legibles en los móviles.

Servicios y herramientas 2.0


También podemos trabajar con útiles que contribuyen a crear escenarios de aprendizaje en línea. Y no hay nada mejor que la web 2.0 para enriquecer nuestros cursos y hacerlos más atractivos.

Los nuevos servicios y herramientas que permiten mezclar los formatos multimedia son muy variados. Van desde la distribución de cursos hasta la concepción de ejercicios.

HaikuLMS sirve para organizar una clase virtual asíncrona. Para un contacto en tiempo real, está la plataforma Vyew. Trabajar en grupo sobre un mismo texto o preparar una exposición en común cada uno desde su casa es posible gracias a Google docs o Zoho Writer, por ejemplo. Las evaluaciones también pueden realizarse en la web con herramientas más interactivas. Nada como las sesiones de trabajo con VoiceThread o Yackpack, donde el alumno debe dejar su propo audiomensaje.

Pincha en la imagen

Más lúdicas, herramientas como LetterPop (creación de boletines, invitaciones, collages) merecen ser probadas.

Para difundir presentaciones podemos usar servicios como Depicto o Slideshare, fundamental a la hora de compartir los powerpoints. Además, desde hace poco, permite subir audios y disponer de un espacio privado.

En general, estos servicios se usan de forma directa o tras una rápida inscripción, raramente se exige instalar un programa y con frecuencia son gratuitos.

Así, podemos lanzarnos a la experimentación sin necesidad de tener los conocimientos de un programador multimedia y concentrarnos en el contenido.

Hacia una educación 2.0


La web 2.0 ha sacado a la luz una nueva gestión del saber: la de pensar y reflexionar de manera colaborativa para adquirir individualmente nuevas competencias. Nos convertiremos de forma más y más consciente en agentes de nuestra formación. Quienes desde hace tiempo acceden a Internet han desarrollado una identidad digital que les ha servido en lo profesional, personal y social. Las palabras claves de la web 2.0 se integran en el vocabulario usual del internauta, que no duda en probar nuevos servicios.

La huella digital del conocimiento se dibuja y se ramifica progresivamente. La web 2.0 ofrece a la esfera educativa la ocasión de construir servicios propios y comunidades de prácticas. Poco a poco, cada uno encuentra su lugar. Los servicios más específicos se apoyan en la experiencia de los más generales para atraer a un público de alumnos y profesores y ofrecerles las herramientas que necesitan.

El reto mayor -el que inquieta- es el de enfrentarnos a estos cambios. El estado de "beta" perpetua, que incomoda a más de uno, nos lleva a reflexionar sobre la innovación, a reconocer el aprendizaje informal y a catalizarlo, a apostar por la movilidad y el acceso directo a los recursos pedagógicos.

La Web se (nos) cuestiona constantemente. ¡Un ejemplo a seguir!



Creative Commons License
La traducción, como el texto original, está bajo este tipo de licencia de Creative Commons.